EL GATO QUE NO SABÍA CAZAR

Una noche un gato salió a cazar para sus hijos y de repente se acordó: – El día 28 no sé cazar – dijo el gato – ¿Qué hago? Me iré a otro pueblo y practicaré allí porque los ratones no me conocen y el día 28 se ríen de mi.

Fue allí y no había ningún ratón, se los habían comido todos. Y el gato se fue a un pueblo vecino.  Nada más llegar al pueblo se encontró un ratón y lo cazó sin problemas. De repente se dio cuenta que era día 28 y se quedó a vivir allí.

ÍÑIGO

YA SABE CAZAR EL DÍA 28

 

 

1 comentario a “EL GATO QUE NO SABÍA CAZAR

  1. He entrado en esta página porque lo recomendaba una bloguera creativa del patchwork y nacida en este pueblo. Eva que asi es como se llama nos cuenta la história del exoesqueleto y como llegó a esta escuela. Leyendo, leyendo he llegado a esta, y tengo que reconocer que me ha sorprendido mucho. No se que edad tiene Iñigo pero por lo original de la foto y la história le recomendaría que siguiera escribiendo. Ha dibujado una sonrisa en mi rostro y una sensación tierna en el corazón.
    Del mismo modo a la escuela felicidades por el carácter de su enseñanza.
    Por la própia experiencia creo que los niños aprenden muchas más cosas un dia en el campo con los profesores que delante de un libro.

    Mercè Sala (Barcelona)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.