EL MOTORERO

ÉRASE UNA VEZ UN MOTORISTA QUE TENÍA UNA MOTO. UN DÍA FUE A ECHAR UNA CARRERA A TAFALLA. CUANDO LLEGÓ,  SE PUSO EL TRAJE DE LA MOTO, COGIÓ LA MOTO, FUE HASTA DONDE LOS PISOS DEL TIO JAVI Y AHÍ ESTABAN ESPERÁNDOLE. ENTONCES EMPEZÓ LA CARRERA.

CUANDO EMPEZÓ LA CARRERA HABÍA UNA CUESTA PINA Y NO PODÍA SUBIR. PROBÓ Y NO PODÍA. AL FINAL PROBÓ, LE DIO A TODA CAÑA Y ENTONCES SE LA SUBIÓ. ÉL IBA EL PRIMERO, LE SALIÓ UNA CUESTA PARA ABAJO, SUBIÓ UNA CUESTA PARA ARRIBA Y OTRA VEZ PARA ABAJO. LUEGO FUE A TODO METER Y VEÍA  LA META Y LOS DEMÁS VENÍAN POR DETRÁS. AL FINAL ÉL ESTABA CONTENTO Y AHÍ HABÍA BACHES, ENTONCES SE CAYÓ. LOS DEMÁS TAMBIÉN SE CAYERON Y YA ESTABA CASI EN LA META PERO HABÍA UNA CUESTA PARA ABAJO,  FUE A TODO METER SE CAYÓ Y LOS DEMÁS TAMBIÉN SE CAYERON. SÓLO SE LEVANTÓ ÉL PORQUE LOS OTROS NO PODÍAN. LLEGÓ A LA META Y GANÓ. LE DIERON UN COPA Y SE FUE A CASA CONTENTO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *