OBITUARIO A LA GALLINA SURI

Suri era una pollita marrón con alguna motita negra. Nació y se crío en la escuela con muy buenos cuidados. Comía lo que le gustaba, jugaba con lo que quería,… Era muy feliz.

Cuando cumplió un mes le cantamos “el cumpleaños feliz” y después de su fiesta se fue a vivir a la granja de Oier. Allí tenía mucha libertad y muchas compañeras-os. Ponía unos huevos exquisitos. En la misma granja la trasladaron a otro sitio con nuevas gallinas y creemos que no le dejaban comer. Poco a poco fue adelgazando y el 28 de febrero, con un año y cuatro meses, nos dieron la triste noticia de que la gallina había fallecido.

LA GALLINA SURI

LA GALLINA SURI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.