EL CUCHILLO Y LAS PATATAS

Erase que te era una familia de patatas que vivían en buena tierra de cultivo. Ellas vivían felices y contentas hasta que llegó el día de la cosecha.
Todas las patatas fueron a parar a la casa de un abuelito bastante mayor. Las patatas veían como el cuchillo del anciano cortaba todo tipo de verduras y frutas.
Un día el dueño de las patatas y del cuchillo se murió y se quedaron con las patatas y el cuchillo los nietos del pobre difunto. Al ver que las patatas estaban en muy buen estado las cogieron para disfrutarlas en una buena tortilla de patata. Las patatas se quedaron desnudas por la culpa del cuchillo que les había quitado la ropa. Lo siguiente que hicieron fue meterlas  al fuego. En un momento pensaron que las estaban calentando por quitarles la ropa pero después empezaron a sospechar por el huevo batido. Las patatas fueron tostadas y comidas por los nietos del pobre anciano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.