LA GALLINA JUANITA

HABÍA UNA VEZ UNA GALLINA QUE SE LLAMABA JUANITA. UNA MAÑANA SE LE ROMPIÓ UN ALA CUANDO SE DESPERTÓ.

JUANITA LE LLAMÓ A SU MADRE Y LE DIJO:

– MAMÁ, SE ME HA ROTO UN ALA

YA TE LLEVARÉ AL VETERINARIO

FUE AL VETERINARIO, LLAMÓ A LA PUERTA, LE ABRIÓ LA PUERTA EL VETERINARIO Y LE DIJO EL VETERINARIO:

– BUENOS DÍAS

– SE ME HA ROTO UN ALA

– YO TE CURARÉ. SIÉNTATE EN ESA CAMILLA.

EL VETERINARIO LE DIJO QUE LE PONDRÍA OTRA ALA Y DIJO JUANITA QUE SÍ.

– YA TE PUEDES IR Y CUANDO TE LLAME TE PONDRÉ EL  ALA.

JUANITA SE FUE A CASA CON SU MAMÁ Y AL POCO TIEMPO LE LLAMÓ EL MÉDICO. LA GALLINA FUE AL MEDICO, LE PUSO UN ALA NUEVA Y LE DIJO:

– HASTA DENTRO DE DOS MESES NO PUEDES VOLAR.

SE FUE A SU CASA Y VIVIERON FELICES.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.