LA LECHUZA

Había una vez una lechuza que vivía en las cuevas de Zugarramurdi. Por la noche bajaba al pueblo a comer. Un día bajó y un hombre le vio que entraba en la iglesia. Sonó la alarma. Toda la gente de Zugarramurdi se despertó y  la alarma estuvo una hora sonando.

Las brujas salieron a ver lo que pasaba y se quedaron en la calle.

La lechuza salió de la iglesia, le cagó a una bruja en la cabeza y se fue a su cueva. Colorín,  colorado, este cuento se ha acabado.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.