EL PATO LUCAS

Había una vez un pato que se llamaba Lucas y vivía en una casíta de madera. Era muy desgraciado. Cuando cogía el tenedor lo usaba de cuchillo y el cuchillo de tenedor. Un día dijo:
– Tendré que hacer todo bien, pero ¿cómo? – se preguntó.
De repente apareció un hada y le dijo:
– ¿Qué te pasa ?
– Hago todo al revés.
– Te daré unos polvos mágicos y te curarás.

Y así fue. Se curó. Vivió feliz y comió perdiz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.