LA PRINCESA Y EL DRAGÓN

ELENA BAJA A JUGAR

Había una vez una princesa que vivía cerca del bosque y se llamaba Elena. Un día la princesa se fue a traer comida de Tafalla con su padre y al día siguiente Elena le dijo a su mamá:

  • Mamá, mamá, ¿puedo salir fuera a jugar?

  • Sí, puedes salir a jugar pero no te vayas al frontón ni a ningún sitio.

Elena salió a jugar pero cuando bajó y bajó y bajó se encontró con un dragón muy grande que le daba un poquito de miedo. Le dijo el dragón:

  • Elena, ¿estás perdida?

  • Sí estoy perdida, no sé donde está mi casa.

  • Pues vale, te llevaré a tu casa.

La llevó en su lomo volando y cuando llegaron a casa le dijo:

  • Gracias, gracias dragón.

Y comieron perdices y a mi no me dieron porque no quisieron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.