EL NIÑO GORDO

Érase una vez un chico llamado Rafael que durante muchos años estuvo muy gordo porque no hacía nada de deporte y sólo comía tartas, gominolas y muchos más alimentos de esos. En su colegio se reían de él y sus padres le decían que no comiese tanta grasa pero él no les hacía caso.

Un día Rafael se puso a pensar y pensó que no estaba bien que estuviera tan gordo, ni que se burlaran de él y que no les hiciera caso a sus padres. Rafael empezó a comer comida sana, a hacer deporte y también les hacía caso a sus padres. En su colegio ya no se reían de él porque en un año se puso como los demás de delgado.

Rafael nunca más tuvo problemas con nadie ni con nada y vivió feliz con su familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.