RELATOS BREVES

EL TORO

Había una vez un toro que se le rompió el cuerno  porque se  chocó  contra la pared y estuvo un año sin el cuerno. Los  pastores   veían que lo tenían que matar y entonces lo mataron.

EL LÁPIZ Y EL BOLÍGRAFO

Había una vez un lápiz y un bolígrafo que vivían en una ciudad muy grande. Un día fueron a la playa y el bolígrafo se metió al agua,  entonces un tiburón le cogió de la pierna y se la rompió. Fue al hospital y le atendió una enfermera bolígrafo. Cuando le curó él se enamoró de ella y se casaron.

LA BOTELLA

Había una vez una botella que no tenia agua. Un niño la cogió, la llenó de agua,  la dejó y se le evaporó el agua.
Otro niño la cogió y la llenaba todos los días. La botella vivió feliz.

LA PELOTA Y EL BALÓN

Había una vez una pelota y un balón que quería ser tan grande como el balón y no podía.

Un día llegó un payaso al pueblo donde vivía la pelota y le pidió que le convirtiera en balón pero no lo hizo.

Otro día fue un títere y tampoco lo consiguió.

El tercer día un duende tampoco lo consiguió.

El cuarto día un pirata le engañó a la pelota y la encogió.
El quinto día, un extraterreste tampoco.

La pelota y el balón se fueron al país de las hadas y un hada le convirtió en balón.
Se fueron a su casa y empezaron a botar por las camas.

BENIDORM

Una familia fue de vacaciones a Benidorm. Todos los días se bañaban en la playa. Un día fueron a la playa y no había agua. Se fueron a la piscina y no les  gustaba. Un hombre llenó la playa y al día siguiente todos se bañaron y se lo pasaron muy bien.

 LOS REYES MAGOS

Hoy vienen los Reyes Magos . Un niño quería un coche de playmobil . Después de cenar se fue a la cama. A la mañana siguiente se despertó y no estaba el coche debajo del árbol, miró debajo del coche de su padre y estaba ahí. Se alegró mucho.

 

1 comentario en “RELATOS BREVES

  1. Hola a tod@s:

    He estado visitando vuestro blog; me ha parecido muy interesante. Me da la sensación de que con él además de aprender os divertís. Me ha gustado mucho la entrada de las trampas para cazar; me ha recordado cuando éramos chavales e íbamos a coger cardelinas en Tafalla. Y los roscos de pasabalabra, que por cierto no son nada fáciles. Un abrazo a tod@s, seguid así.

    Manolo Ibáñez, del CAP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.