LA SILLA Y EL LIBRO

En el país Antorcha todo era muy raro y diferente a cualquier otro país. Allí vivían una silla y un libro. La silla se llamaba Toti, y dependiendo de cómo se sintiese cambiaba de color. Si se ponía de color rosa nos indicaba que se sentía triste, sin embargo si se ponía verde nos mostraba que estaba alegre. El libro se llamaba Packs y cualquier cosa que le preguntaras te enseñaba la respuesta.

Un día, el libro paseaba por el parque y vio a la silla de color rosa. Packs amablemente se acercó y le preguntó qué le pasaba. Toti le dijo que estaba muy triste porque hacía mucho tiempo que no veía a su hermana y temía que algo malo le hubiera pasado. Packs le respondió que no se preocupara, que él le podía enseñar como se encontraba su hermana. En ese momento, Packs se abrió y le mostró su imagen. Al verla Toti se puso verde como la hoja de una hermosa lechuga, y el libro se alegró.

Desde entonces los dos fueron muy buenos amigos y se ayudaron en lo bueno y en lo malo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.