LA GALLINA Y LA ESCUELA

HABÍA  UNA VEZ UNA GALLINA QUE FUE A LA ESCUELA Y ESTABA CERRADA. LA GALLINA FUE A CASA DEL CONEJO QUE ERA SU PROFESOR.  EL CONEJO LE DIJO:

–  ESTOY MUY CANSADO. NO PUEDO ABRIR LA ESCUELA.

LA GALLINA SE FUE A CASA. POR EL CAMINO SE ENCONTRÓ UN ANILLO. CUANDO LO LLEVÓ EL ANILLO A SU MADRE SE PUSO MUY CONTENTA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.