LAS TOALLITAS NO SE DEBEN TIRAR AL WÁTER

A LA IZQUIERDA VEMOS LA BOTELLA CON AGUA Y LA TOALLITA Y A LA DERECHA LA BOTELLA CON AGUA Y PAPEL HIGIENÍCO.

El 11 de mayo de 2017 pusimos en una botella toallitas con mucha agua y en otra papel de baño con mucha agua.

Luego las agitamos y el papel de baño se descompuso rápidamente pero las toallitas no. El 31 de mayo miramos las toallitas y aun no se habían descompuesto y pensamos que dentro de 100 años se van a descomponer.

También hemos hecho unos anuncios en los que ponen: ” No tirar las toallitas al wáter porque se atasca”. Los colocamos en los servicios de los restaurantes y de los bares de Ujué. Lo hemos hecho para que las personas no las tiren al inodoro porque se atasca ya que son de plástico y algodón.

LAS FOSAS SÉPTICAS DE UJUÉ

 

En Ujué hay tres fosas sépticas de cemento. La fosa número uno está debajo de la escuela. La fosa número dos está un poco mas abajo de la bajera de Alfonso Ibáñez, cerca de las ruinas de San Miguel. La fosa número tres está debajo de la carretera que va hacía San Miguel cerca del frontón . Además de eso hay un pozo séptico en la propiedad de Laura Garde. También hay algunos edificios de los que las aguas fecales  bajan al campo.

AHÍ ESTÁ LA FOSA  1, QUÉ ESTÁ DEBAJO DEL  CORRAL  DE ALFONSO IBÁÑEZ

AHÍ ESTÁ LA FOSA 2 QUE ESTÁ DEBAJO DE LA ESCUELA.

Las fosas sépticas sirven para almacenar la suciedad que llega desde todas las casas y edificios de Ujué. Los excrementos  y la materia sólida como las toallitas se quedan en la fosa y el líquido se escapa al campo.

Para averiguar el volumen de las fosas hemos medido lo ancho, lo largo y lo alto de la fosa y después lo hemos multiplicado. Así hemos descubierto su volumen. En cada fosa caben 44.755,56 litros, es un calculo un poco aproximado. Entre todas las fosas caben 134.266,68 litros .

Las fosas sépticas tienen un problema. El líquido se escapa por el agujero y se va al campo. Esa agua está contaminada y tiene muchas bacterias que son muy perjudiciales para los humanos y para los animales y las plantas. Esas bacterias nos pueden enfermar.

AHÍ ESTÁ EL AGUA CONTAMINADA.

Ahora tenemos que intentar solucionar el problema.Para arreglarlo queremos poner una depuradora.

EL AGUA DEL BUZACAO

ESTE ES EL BUZACAO QUE ESTÁ CERCA DEL HUERTO.

Hace unos días Naiara Gorostidi, que trabaja en NILSA, midió la cantidad de sal que tiene el agua de Buzacao y la del grifo.

El agua del Buzacao tiene 1051 microsiemens y la del grifo 500 microsiemens.

La del Buzacao es más salada que la del grifo porque viene de debajo de la tierra y arrastra la sal de las piedras.

EL CAZADOR DE ESTRELLAS

El cazador de estrellas es un libro que  trata de un niño que vive en un campamento saharaui con su familia. El niño tiene un problema en los pulmones y no se puede mover, permanece todo el día en la cama. Todas las noches pasa a visitarle un señor llamado Jamida. El viejo le da una caña para soplar y hacerle fuertes sus pulmones.

Una noche Jamida le cogió a Bachir en brazos y le sacó al patio para que  viera las estrellas. Bachir vio que podía andar un poco y así esforzándose conseguiría ir a la escuela.

 

OPINIONES DE FÁTIMA, OIER, IBAI Y ARITZ

BACHIR

” Lo que mas me ha gustado ha sido cuando Bachir hacia el vago con su hermana Fiuna   porque le decía cuando se fue el viejo Jamida: “Buaaaah mañana empezaremos” y Fiuna le decía que no, empezaremos hoy de 8 a 9 de la tarde. Su hermana Fiuna le quería enseñar a leer y Bachir decía que sí.”

” A mi el personaje que más me gustó del libro de Bachir fue Jamida porque era muy amable y se esforzaba mucho en todas las cosas.”

” Lo que más me ha gustado del libro es cuando Bachir salió,  acompañado de Jamida,  a ver las estrellas. Pasaron tres estrellas fugaces y pidió tres deseos.”

” Lo que más me ha gustado ha sido cuando el viejo pasaba cerca de la jaima del chico por la noche y Bachir oía: Ssh, tap, ssh, tap, y el niño estaba intrigado por saber quién era.”

FRAGMENTOS DEL LIBRO LEÍDOS POR IBAI, ARITZ, OIER Y FÁTIMA

EL AUTOR

Ricardo Gómez nació en Segovia un día nevoso en 1954. Rápidamente se mudó a Madrid. Le gusta el cine y la fotografía. No le gustan las guerras y el hambre en el mundo. Durante muchos años enseñó matemáticas que considera una manera de contar el mundo a través de sus propiedades y relaciones. Ha escrito muchos libros como “MUJER MIRANDO AL MAR”, “OJO DE NUBE”, “COMO LA PIEL DEL CAIMÁN”, “LOS VIAJES DE ULISES” y muchos más.

 

 

16 PERSONAS DE 6 PAÍSES VIENEN A UJUÉ A RENOVAR EL PUEBLO

ENGIN ESTÁ TRABAJANDO CON UNA PALA.

El 7 y el 9 de marzo de 2017 fuimos a entrevistar a los trabajadores de la empresa de Victorino Vicente S. L. y la de Florencio Suescun Construcciones S. L. a la Plaza Mayor, a la Plaza Pequeña, a la calle Pilarraña, a la calle Morapié y a la calle del Cuerno. Están renovando las tuberías de las aguas fecales y pluviales y las del agua potable.

Les entrevistamos para saber de dónde vinieron, cómo se llaman y por qué vinieron a trabajar aquí.

ESTOS SON LOS PAÍSES DEL MUNDO DE DONDE SON LOS TRABAJADORES.

Había 15 personas que venían de otros países:
. 6 de Bulgaria
. 2 de Portugal
. 1 de Moldavia
. 1 de Polonia
. 1 de Ucrania
. 4 de Ecuador

Había 5 personas de otras provincias de España:.

. 3 de Orense
. 1 de Badajoz
. 1 de Zaragoza

ESTAS SON LAS PROVINCIAS DE DONDE VIENEN LOS TRABAJADORES.

Los trabajadores se llaman:
Sanco, Engin, Ilian, Feim, Iván, Alberto, Zlatko, Andrés, Manuel, Javi, Rodrigo, Luis (2), Gilberto, Jon, Máximo, Wilian, Humberto, Gregorio y Kiko.

Todos vinieron en busca de trabajo, dinero y una vida mejor.

ESTÁ PONIENDO PIEDRAS SANCO

 

LOS ESQUIADORES

Gorka está esquiando.

El 10 de enero de 2015 un grupo de cinco esquiadores se fueron a pasar las vacaciones a Candanchú. Uno  se llamaba Juan, otro Marcos, otro Lucas y los otros dos Pedro y Gorka. Estaban en la  casa rural de Candanchú y dijo Gorka:

-¿Vamos a esquiar a la pista grande III? Es la más difícil de bajar.

– Vale,  coged los esquíes y las botas que nos vamos.

Ya en la pista de esquí vieron que hacia sol, la nieve estaba dura  y hacía un poco de frio. Ya estaban arriba, el primero en tirarse fue Pedro, después Lucas, seguido Marcos, Juan y el último Gorka,  estaban Pedro, Lucas, Juan y Marcos abajo y Gorka estaba bajando y  de repente vio una mancha negra e intentó frenarse pero no le dio tiempo. Como lo negro era grasa de las cadenas del telesilla,  los esquíes se resbalaron, perdió el equilibrio y se cayó a una velocidad rapidísima. Se pegó en el muslo derecho y le dolía mucho el fémur. Empezó a gritar y los camilleros le oyeron y subieron andando porque no podía acceder en camioneta y el helicóptero estaba a una hora de la pista de esquí. Los médicos le miraron donde Gorka les decía, y dijo un médico:

– Parece que se te ha roto el fémur.

Le montaron a Gorka en la camilla y poco a poco le bajaron al bar. Esperaron una hora y llego el helicóptero y le montaron. Llegó al hospital General San Jorge en Huesca. Ya pasada una semana le explicaron a Gorka que se le había roto el fémur y estaría en el hospital un año entero. Pasado el año los médicos le mandaron a casa. En su casa hacía gimnasia todos los días y se iba a Ejea de los Caballeros a rehabilitación.  Cuando paso un año les llamó a sus cuatro amigos para volver  a ir a esquiar a Candanchú. Quedaron en el bar de la pista de esquí. Ya estaban allí los cinco amigos, empezaron a esquiar en la pista grande III. Lo primero que hizo fue fijarse haber si había grasa no había. Empezó a tirarse y no le pasó nada a nadie. Bajaron muchas veces mas vivieron felices y comieron perdices en el bar de la pista de esquí.

EL CHICO QUE QUERÍA UNA PELOTA

El verano pasado un chico pobre vivía con sus padres  en una casa vieja.  La puerta era pequeña pero tenía un salón muy grande y muy bonito. El chico tenía el pelo castaño, los ojos azules, su nariz era pequeña y bonita y su boca grande.  Llevaba una ropa vieja y unas zapatillas muy chulas.

Un día el chico salió de casa  y a lo que iba andando por la calle vio una tienda. La tienda era grande, alta y con muchas cosas. Vio una cosa que le gusto mucho. Volvió corriendo a casa y les pidió a sus padres un euro. Se lo dieron y volvió corriendo a la tienda. Cuando llegó,  miró la etiqueta y valía 20 euros,  y pensó: “¿Qué   tal si le ayudo a alguien?  Así conseguiré dinero”.

Al  volver  a casa vio a un abuelo de unos 80 años decir algo. Así que se acercó a él y le preguntó haber que quería. El abuelo le dijo que necesitaba que su huerto estuviera bien cuidado.  El niño se puso muy contento y le dijo:

– Yo te cuidaré el huerto pero cada día me tienes que dar  dos euros.

El abuelo respondió:

– Vale, pero tienes que estar todo el verano trabajando.

Estuvo hasta el 21 de septiembre y ese día  paró y consiguió  mucho dinero. Volvió a casa   y les dijo a sus padres que no se iba a gastar el dinero en una pelota que se lo iba a guardar para comprar comida y vivió feliz y comió perdiz.