LA SALAMANQUESA

Pedro Jiménez encontró un lagarto del que no sabía su nombre. Se lo dio a mi abuela para que nos lo diera a mi hermano y a mi, lo lleváramos a la escuela y lo estudiáramos. Lo hemos estudiado y esto es lo que sabemos sobre él:

Es una especie de lagarto llamado Salamanquesa, muy pequeño de color marrón claro y marrón oscuro. Su nombre científico es Tarentola Mauritanica.

En la cola tiene rayas marrones oscuras y por el fondo marrón claro. De la cola para adelante tiene puntos de los dos marrones mezclados, en la cabeza lo mismo y en los brazos también. Pero en los cuatro dedos de las cuatro manos tiene como en la cola puntos mezclados de los dos marrones. Los ojos los tiene negros como nada de su cuerpo.

Trepaba por el bote donde la metimos y si la ponías en vertical no se caía porque tiene unas ventosa en todos los dedos por donde se agarra.

Oier

CONFLICTO RESUELTO

Erase que se era. Hace miles de años en una ciudad llamada Rondella la mayoría de la gente tenia el pelo negro como la noche y por cierto era muy agradable. Vivían en una ciudad con poquísimas cosas y se conformaban con lo que tenían y por su puesto estaban contentísimos de tener un mar.

Pero había otra ciudad llamada Rancha con la mayoría de gente de ojos azules como el cielo. Presumían de tener piscina pero lo que más rabia les daba era que ellos no tenían mar y los de la otra ciudad sí.

Pero un día los de la ciudad de Rancha pensaron que podían engañarles a los de la ciudad de Rondella diciéndoles que hacían un intercambio: ir ellos al mar de la ciudad de Rondella y los otros a la piscina. Luego cuando vayan los de la otra ciudad a la piscina se la cierran.

La gente de la ciudad de Rancha se lo dijo a la gente de la otra ciudad y lo aceptaron.

Pero cuando los de la ciudad de Rondella fueron a la piscina la habían cerrado y cuando se enteraron les dijeron a los de la otra ciudad:

-¿Porque habéis cerrado la piscina? Que nosotros os hemos dejado entrar al mar.

Y luego los de la ciudad de Rancha contestaron:

-Para que os fastidiéis.

Pero luego dijo el alcalde de Rondella:

-¿No es mejor que estemos todos en armonía?

Y los de la ciudad de Rancha contestaron:

-Pues también es verdad.

A partir de aquel día compartieron todo. Estuvieron en armonía y vivieron felices y comieron perdices.

ZOPA

1. Lehenik kazola jarri sutara eta ura beroa bota.

2. Gero ebaki patatak eta kalabaza laranja.

3. Ondoren sartu patatak eta kalabaza kazolan.

4. Gero itxaron ordu bat

5. Sukaldatu bitartean gazta eta gatza sartu kazolan.

6. Azkenik nahastu eta jan.

Eta gero ñamñam.

HAU ZOPA DA.

FABULISTAS FAMOSOS

TOMÁS DE IRIARTE
MARÍA DE FRANCIA
FÉLIX MARÍA SAMANIEGO

En este texto vamos a hablar de los escritores de Fábulas que nos han parecido importantes, por ejemplo Esopo, Samaniego e Iriarte. Todos son muy famosos. 

Esopo

Esopo no se sabe en donde nació. Unos dicen que nació en  Tracia (Provincia romana que ocupaba la actual Bulgaria, Grecia y Turquía), otros en Samos (una isla Griega),  en Sardes ( Antigua ciudad de Asia menor) y otros decían que era de Egipto (País de África). Era esclavo de un filosofo muy famoso llamado Janto. Murió en el año 564 a.C. en Delfos, Grecia.

Antonia Ibarra era una mujer que usaba la imprenta de su padre para imprimir las fabulas de Esopo en griego. Su padre era el dueño de una imprenta. Tras la muerte de su padre se hizo a cargo su mujer María Antonia Ibarra Cous después se puso a cargo su hija Antonia Ibarra. Sus fábulas las publicó Antonia Ibarra en 1768 en la imprenta de la Universidad de Cervera (Cataluña)

ESTA ES LA PORTADA DEL LIBRO DE ESOPO QUE PUBLICÓ ANTONIA IBARRA

Tomás de Iriarte 

Tomas de Iriarte nació el 18 de Septiembre de 1750 en Puerto de la Cruz, Tenerife y falleció el 17 de Septiembre de 1791 en Madrid. Se murió a los cuarenta y un años. Era fabulista, traductor. Dramaturgo y poeta español de la ilustración. Entre sus fabulas están:

El burro fabulista

La hormiga y la pulga

Los dos conejos  

Félix María Samaniego

Félix María Samaniego nació en La Guardia (Álava) un pueblo muy bonito el 12 de octubre de 1745. Estudio en el colegio de Francia. Cuando se hizo mayor estudió en la universidad de Valladolid. Su madre llamada Juana y su padre Félix Ignacio estaban muy orgullosos porque se hizo famoso escritor español de fábulas. Luego murió igual en que donde nació, en La Guardia el 12 de agosto de 1801.

María de Francia

María de Francia, en francés Marie de France, nació en el siglo XII y vivió en Inglaterra.  Fue fabulista y era una mujer que sabia latín. Adaptó las fábulas de Esopo.  

Esperamos que os guste. 

BIHAR

Bihar nire Aitak liburu bat irakurriko du eta gero ni frontoira joango naiz eta orduan nire osabak baloi bat erosiko du. Nire amona mezara joango da eta bitartean nire amak ordenagailua konponduko du.

LA TORTUGA Y LA PALOMA

Erase una vez una tortuga muy cansada de andar que se encontró con una paloma muy contenta porque podía volar. La Tortuga le pidió ayuda diciéndole:

-Señorita paloma, ¿me podría ayudar porque estoy muy cansada de tanto andar?

Pero la Paloma le ignoró. Y un día la Paloma perdió las alas tras haberse chocado en un cristal muy limpio y no podía volar. La paloma le pidió ayuda a un águila que pasaba volando tan feliz pero el águila no quiso.

Entonces la Tortuga exclamó:

-¡Si antes me habrías ayudado a lo mejor ahora el águila te habría ayudado a ti!

MORALEJA:

SI AYUDAS A LOS DEMÁS LUEGO LOS DEMÁS TE AYUDARÁN A TI.

EL PERRO FLACO

Había una vez  un perro flaco de color  castaño  que vivía con su dueña Manina. Mania era flaca. Tenía el pelo negro y era amable.

El perro flaco llamado Plinton Rotermaller  tenía un problema:  era que no comía lo  suficiente.  Su dueña estaba preocupada  y le dijo:

– Por favor, come si no te vas a morir.

Plinton  le dijo:

– No, no me va a pasar nada. 

– Mmmmm no te creo.

– Pues créeme- le replica Manina

– ¿Por qué debería creerte?

–  Porque soy así

– ¿Cómo que eres así?

– ¿Aún no lo sabes o qué?

– Saber el qué

– Pues que yo soy así.

– ¿Por qué?

– Porque los perros de mi especie no tienen que ser gordos.

– ¡Ah! Ahora lo entiendo.

– ¿Ves?

– Sí… ven aquí mi querido Plinton.                                                                                                                                                                                                  

Entonces  Plinton se sentía mejor y era más alegre.

EL PERRO FLACO

Erase una vez una cuadrilla de perros negros como la noche de raza mastín italiano. Todos con dueño menos uno llamado David. Entre ellos hicieron una apuesta: que el que más flaco estuviese en dos meses ganara un premio.

Pero a lo largo de un mes ningún perro podía aguantar de comer tan poco, excepto David que si aguantó por qué no tenia quien le diese de comer. Ya pasados los dos meses dijo:

-¡He ganado he ganado!

Pero los demás perros como no habían ganado le ignoraron diciéndole que no se acordaban de la apuesta pero en realidad sí. Entonces David no se sentía alegre con ellos y se mudó a vivir a un pueblo de Francia que fue donde vivía su antiguo dueño que le abandonó.

Las perros de allí eran muy majos pero había un problema que David no tenía para comer y sus amigos tan agradables le ayudaron a buscar al dueño. David estaba tan flaco que se le notaban todas las costillas, y ya cuando estaba a punto de morir un amigo suyo encontró a su dueño. Y llorando de alegría le dijo el dueño llamado Rafael abrazando a David:

-No sabes cuánto te he echado de menos. Me arrepentí mucho de haberte dejado tirado sin más. Por las noches no podía dormir, perdón David.

Lo mismo digo – dijo David también llorando de alegría- yo no tenía donde vivir ni tampoco nada para comer.

– No sabes cuanto lo siento- respondió Rafael.

David le dio las gracias a su amigo por haber encontrado a Rafael.

EL PERRO FLACO

En un pueblo llamado Ujué vivía Patxi. Patxi era un perro muy fuerte y muy grande. Su piel era negra como la noche y sus ojos azules como el cielo. Vivía con Antonio en un chalet de cuatro pisos. Patxi tenía una planta entera para el solo y también un jardín enorme y muy bonito con todo tipo de flores como: margaritas, rosas, geranios etc.

Un día cuando Patxi estaba durmiendo entraron unos hombres a robar o eso parecía. Patxi vio que llevaban un perro igual que él y se fue a la planta en la que estaba Antonio. Antonio dijo:

– Vete ya a dormir que mañana hay que madrugar.

Patxi así lo hizo y se fue a dormir.

Por la noche los ladrones se lo llevaron en un saco y dejaron al otro perro. Cuando llevaron a Patxi a su guarida se dieron una gran sorpresa. No era Patxi era un muñeco de porcelana parecido a él. Al día siguiente Antonio no se fijó y echo al verdadero Patxi y el otro perro se quedó en casa.

Patxi estuvo un montón de tiempo sin comer y se le veían hasta los huesos. No sabía que iba hacer y no podía estar así porque dormía en una caja de cartón y como llovía mucho y se mojaba pasaba un montón de frio. Un día una mujer llamada Vanesa le vio y dijo:

-¿Este no es el perro de Antonio?

Y así fue. Vanesa lo curó le dio de comer y volvió a tener el mismo cuerpo que antes. Vanesa se lo llevó y Patxi, Antonio y Andrés, el hermano de Patxi, vivieron felices.